Sazón

La cocina huele a ese humo que entrelaza la historia, el sabor, la algarabía, el culto, la tradición.

A la orilla están aquellos trozos de árboles muertos que alimentan el fuego hasta convertirse en cenizas, cenizas que se adhieren a tu blanco huipil y tizna el vivaz de sus flores.

De blanco, negro y rojo tus manos se han teñido, solo ellas saben el secreto de tu sazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: