Cielo

Estos días he mirado mas seguido al cielo, y es que contemplar las nubes es un acto religioso me atrevo a asegurar.

Desde niños nos enseñan que para rezar hay que alzar la mirada, y es ahí dónde suponemos que la fuerza, los milagros y la voluntad llegan desde arriba.

Pero no confunda las palabras la fuente de mi fe, porque si miro al cielo es en espera de una respuesta ante las mil preguntas que me atormentan.

Las tardes son más rojizas, como si al sol le le diera por extender sus coloridos rayos a sus anchas, pintando las nubes de fuego intenso.

Hay más aves en el cielo, las que vuelan libremente y las que vuelan favorecidas por el viento, pero permanecen atadas al suelo.

Las noches son más oscuras, la luna y las estrellas recuperan su brillo.

2 comentarios sobre “Cielo

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: